Durante los años de la crisis económica, muchos autónomos y pequeñas empresas se han visto sometidos a un concurso de acreedores debido las deudas generadas por la sociedad. Gracias a la Ley de segunda oportunidad en Eixample (Barcelona) se ha abierto una nueva posibilidad a aquellas personas que se encontraban asfixiadas por las deudas.

Mediante la ley de segunda oportunidad en Eixample (Barcelona) se permite a algunas personas cancelar cualquier tipo de deuda por el imperio de la ley. Para ello, hay que reunir ciertos requisitos y cumplir con el procedimiento establecido en la normativa.

- Pueden acogerse a esta normativa aquellas personas físicas o pequeñas empresas con un pasivo inferior a 5 millones de euros y con menos de 20 acreedores. En primer lugar, debe conseguirse un acuerdo extrajudicial con los acreedores, negociando las condiciones para la devolución del dinero. En caso de no conseguirse dicho acuerdo, hay que acudir a la vía judicial para la cancelación o exoneración final de la deuda.

- Debe demostrarse documentalmente la inexistencia de un patrimonio suficiente con el que hacer frente a las deudas y la buena fe por parte del deudor, esto es, que no se haya acogido a la ley en los 10 años anteriores, que no haya sido declarado culpable por delitos económicos y que no existan condenas por cierto tipo de delitos, entre otras causas.

- Cuando se inicia el procedimiento se suspenden todas las ejecuciones durante el tiempo que duren las negociaciones, y gracias a ello se consiguen ciertas ventajas para el deudor: moratorias frente a la Agencia Tributaria y la Seguridad Social de hasta 2 años, quitas frente a acreedores de carácter privado y una cantidad mínima inembargable del patrimonio del deudor.

Si tienes alguna duda legal sobre esta materia o quieres asesoramiento en otras materias jurídicas, contacta con nosotros en Legisbanca Advocats. ¡Llámanos sin ningún tipo de compromiso!